cBlog

L'Art en Guerre

Fecha: 17/Abril/2013
L'Art en Guerre

La exposición está dividida en diversas secciones que engloban momentos concretos de historia y artistas que fueron representativos en esas circustancias. Entre otras, distintguimos las siguientes secciones de la exposición:

Historia: un breve resumen de la caída del país francés en manos de los nazis en breve tiempo. "Trabajo, familia y patria" era el lema que recorría las calles galas durante este asentamiento. Todos los sectores sufrían la situación, en especial jóvenes y medios de comunicación.

Gusto Oficial: como es de suponer, toda expresión artística está sometida al régimen, cualquier medio de comunicación o estilo artístico deben seguir las directrices impuestas por Hitler. Los grandes autores son utilizados a propósito para transmitir serenidad y buen hacer, con lo que las obras figurativas continúan con pie firme.

 

Obra de Marcel Gromaire

 

Esta obra pertence a Marcel Gromaire y, como podemos observar, los protagonistas son figuras humanas representativas de las labores del campo para los hombres y las labores de compra y limpieza de las mujeres. Los quehaceres diarios.

Los Surrealistas: el movimiento surrealista intenta imponerse con la primera Gran Exposición Internacional de Surrealismo celebrada en París. La mayoría de los artistas presentes en esta exposición se verán obligados a sobrevivir en la clandestinidad desde donde intentarán dejar volar su maginación y "hacerle frente a la guerra" a su manera.

 

Obra surrealista de Paul Delvaux

 

Obra de Paul Delvaux, un ejemplo de obra surrealista que también se expuso junto con el resto de obras surrealistas que hemos comentado. Desnudos nada obscenos y ambientes sutiles crean una atmósfera delicada, suave, fina. Usualmente, estas obras están cargadas de simbolismos relacionados con la actualidad en la que se encuentran sus autores, caso de los lazos o de la calavera situada en el suelo, en la parte inferior derecha del cuadro.

En los Campos: la vida en los campos de concentración de Francia, donde eran confinados hombres, mujeres y niños, inmigrantes de la Guerra Civil Española y de las Brigadas Internacionales, así como alemanes afines y no afines al régimen de Hitler, franceses, presos comunes y un largo etcétera. La vida en los campos era terrible y por eso planificaron tareas como acudir a clases, practicar deportes, creación de obras de arte...

 

Obra de Anton Räderscheidt ambientada en los campos de concentración

 

Anton Räderscheidt es el autor de esta obra de matices abstractos, donde las mujeres sin rostro son las protagonistas de la composición. Parece representar el momento de la incineración a la que eran sometidos los condenados en estos campos de exterminio. Una forma de contar la barbarie que estaba ocurriendo de puertas adentro.

Exilios, Refugios y Clandestinidad: como en cualquier guerra y dominación, muchas personas no quieren someterse al régimen o dictadura que corresponda y deciden vivir clandestinamente, moviéndose con sigilo de aquí para allí pero sin poder salir del país. En ese anonimato, continúan creando obras de arte con nuevas inspiraciones relacionadas con la guerra y sus protagonistas.

 

Obra de Joseph Steib sobre Hitler

 

Los artistas cansados de huir reflejan en sus obras su malestar por la nueva situación y lanzan sus críticas a través de ellas. En este caso, Joseph Steib muestra un Hitler burlesco, de rasgos paranoicos y disfrazado como un ángel... Un claro ejemplo de repulsa a la situación que viven.

Maestros de Referencia y Jóvenes Pintores de Tradición Francesa: los grandes maestros, caso de Picasso (exiliado de España), Matisse, Bonard... tendrán que esperar a que acabe la ocupación para enseñarle al mundo la obra que han creado durante los años de la guerra. Además, nacen nuevos creadores o artistas que quieren conjugar la vanguardia de la creatividad francesa con la política nazi de control y reorientación ideológica de toda la sociedad.

 

Obra de Jean René Bazaine

 

Pinturas de colores muy vivos, con ligeros toques abstractos intentando romper con el arte de la época.

Picasso en su Taller: los años de Picasso en este período fueron los años de reclusión, sin salir de su taller, observado cada uno de sus pasos por la Gestapo y los propios franceses. El punto final llega con la censura que recae sobre su obra. La respuesta de Picasso no tarda, en forma de nuevas obras de arte, pintura, escultura, escritos, no para de crear y crear.

 

Obra de Picasso

 

Las obras de Picasso nunca podrán pasar inadvertidas por esa mezcla de surrealismo, modernidad y simbolismo. Mujer sentada en un sillón, tal vez refleje su propia persona vetada a cualquier tipo de acción, creación, es su particular forma de increpar al régimen.

La Galería Jeanne Bucher: una de las pocas galerías de arte que continuó fiel a sus principios y decidió seguir apoyando a los artistas considerados "degenerados" por los alemanes, pese a los problemas que ello conllevaba. Jean Bucher ayudó a los hijos de los exiliados así como a los internados en los campos y a los artistas amenzados.

 

Obra de César Domela

 

Campos Y Cárceles: los campos fueron creciendo en número de ocupantes y en condiciones de pobreza, precariedad y suciedad. A las personas internadas, prácticamente ya no les quedaba nada donde agarrarse, aunque la creación será una de las pocas que pueden elaborar, eso sí, en condiciones muy adversas debido a la escasez de materiales.

 

Obra de Charlotte Salomon

 

Las temáticas suelen basarse en recopilatorios de sus actividades diarias dentro de los campos de concentración y expresando lo que pasa por sus mentes, su anhelo de libertad, de amor... Esta obra de Charlotte Salomon es un claro ejemplo, donde un hombre y una mujer parecen mantener una discusión acerca de las igualdades de los refugiados. Las tramas, las formas, los colores son muy básicos, reflejo del poco material con el que contaban.

La Liberación: después del calvario nazi, la liberación regresa por fin al país, y las imágenes y representaciones de época materializan escenas de la pesadilla que acababan de pasar. Una nueva era y con ella la celebración del Salón de Otoño donde los protagonistas serán el arte moderno y, sobre todo, Picasso. Hasta la Iglesia cede ante este tipo de arte.

 

Obra de Jean Fautrier

 

Distensiones: después del dolor y de la oscuridad, el efecto es totalmente contrario. Vuelven a emplearse técnicas totalmente contradictorias con lo que había establecido el régimen, formas de pensar, de actuar. Y, además, se extrema al lado contrario de manera exponencial, intentando retar al régimen anterior con vertientes agresivas y diferentes a lo que ellos impusieron durante esos años. El cuerpo y la materia en su estado denso son los ejes de la creatividad.

 

Obra de Hans Hartung

 

Los Anartistas: esta corriente surge con la idea de volver a los pensamientos originales a través de los mitos, del origen, de lo salvaje. Es una rebelión que difiere de cualquier estilo artístico visto hasta el momento. Mostrar la realidad sin tapujos, sin maquillajes.

 

Obra de Jean Dubuffet

 

Estas son las secciones que podemos encontrar en esta interesantísima exposición que el Museo Guggenheim de Bilbao nos invita a descubrir. Conocer el arte y su evolución en un entorno hostil, bajo la peor dictadura de la historia de la Humanidad.

A continuación, os dejamos el vídeo publicitario de la muestra:

 

 

(Todas las imágenes pertenecen a la web del Museo Guggenheim de Bilbao)

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com