cBlog

Fotografía en Estado Puro

Fecha: 09/Enero/2014
Fotografía en Estado Puro

Hay distintas posturas al efecto, aquellos que consideran que la verdadera fotografía no debe ser objeto de retoques a posteriori y aquellos que son defensores acérrimos de esta técnica. Consideramos que ambas tienen sus puntos positivos y negativos, pero que contienen la esencia de inmortalizar situaciones, acciones, que quedarán para la posteridad, y el arte que les apliquemos dependerá de la destreza de cada uno, sea retoque o no.

Cierto es que en el caso de Jee Young Lee la sorpresa es mayúscula porque realmente parecen escenas diseñadas por ordenador debido a sus ambientes, luminosidad, gamas cromáticas, así que cuando descubres que todo está hecho a mano por la artista, que todo se debe a la virtuosidad de su creadora con las manos y la imaginación, te quedas con los ojos como platos.

 

Una de las fotografías de Jee Young Lee

 

En los trabajos de Jee Young Lee se dan cita un montón de características que transforman sus composiciones en obras de arte, no en vano para la realización de éstas su artista invierte varios meses preparando con minucioso detalle todos y cada uno de los elementos que formarán parte de la escena. Nos encontramos ante situaciones vividas por la autora, miedos, experiencias, cuentos... historias que rondan por su cabeza y que de manera magistral proyecta en estos trabajos. El efecto alcanzado es alucinante, la imagen superior se titula "Panic Room" y, nada más lejos de la realidad, mejor no puede mostrarse la sensación de agobio, inestabilidad, paranoia, locura. Los motivos en forma de cuadrados blancos y negros repetidos continuamente por toda la escena, los muebles, la sensación de inestabilidad del suelo...

 

Una de las fotografias de Jee Young Lee

 

Parece imposible la profundidad que logra otorgar Jee Young Lee en cada trabajo porque su estudio mide poco menos de dieciséis metros cuadrados y en cambio parece que estamos en una auténtica sala de máquinas de grandes proporciones. La impresión que otorga a las imágenes es fantástica, esa intensidad cromática permite que el observador quede impactado de un sólo vistazo, prendado con la magia de los detalles, de la luz y sus estudiados enfoques. Puede que Jee Young Lee busque crear sinónimos con situaciones o experiencias de la vida cotidiana que, nosotros mismos sin haberlas visto, nos imaginamos en nuestras mentes. Digamos que expone estereotipos de nuestra sociedad, es decir, aquél abogado que está siempre entre papeles (es la imagen que nos viene a la cabeza), o el pastor siempre rodeado de ovejas, o el fontanero siempre rodeado de tuberías. Jee Young Lee plasma estas ideas en el pequeño habitáculo que tiene por estudio.

 

Una de las fotografias de Jee Young Lee

 

Volvemos a recordar que, aunque parezca imposible, todas las composiciones están realizadas en el estudio de Jee Young Lee,  lo que quiere decir que para cada ocasión reinventa un nuevo decorado, con nuevas pinturas, objetos, vestuarios, y todo hecho a mano por la propia artista. Este que nos precede es bastante impactante, como el resto de la obra, ante la presencia de muchas ratas de gran tamaño a lo largo y ancho de la habitación. El colorido escenario, suelo y paredes, contrastan a la perfección con los animales, concediéndoles un protagonismo total. La temática de nuevo puede basarse en un miedo o pesadilla de su autora o de cualquiera de nosotros, ya que en muchas ocasiones quién no ha pensado cuando dejamos algo de comida durante unos días que habrán venido las ratas o ratones o insectos y la habrán devorado... más aún cuando se trata de un trozo de queso gigante.

 

Una de las fotografías de Jee Young Lee

 

La sensación de lleno predomina en la mayoría de los ejemplos, dejando poco lugar al espacio diáfano, aumentando la sensación de aglomeración, multitud. Con ello el efecto se multiplica más aún ya que los movimientos parece que quedan limitados, cohibidos, acentúa la estaticidad de la imagen, no es dinámica. Jee Young Lee quiere darle protagonismo a esa sensación concreta, a esa idea, acción, momento, no quiere dejarlo a la interpretación libre del observador, quiere que se entienda por lo que es. La vida del protagonista consiste en colcocar piezas unas sobre otras, como si no hubiera otro objetivo, como si su vida estuviera destinada a esa labor.

A continuación, un video ilustrativo de cómo prepara una de sus composiciones Jee Young Lee:

 

LEE JeeYoung | My Chemical Romance, making-of from OPIOM Gallery on Vimeo

 

Jee Young Lee, un claro ejemplo de llevar la fotografía clásica a niveles de excelencia. Entre el siete de febrero y siete de marzo puede admirarse su obra en la galería francesa Opióm Gallery.

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com