cBlog

Las Criaturas de Aaron Johnson

Fecha: 12/Febrero/2014
Las Criaturas de Aaron Johnson

Su portfolio es bastante extenso, por lo que comenzaremos por los trabajos más actuales, aquellos cuadros donde ha combinado calcetines y pintura. Sí, has leído bien, Aaron Johnson introduce en su última serie de trabajos calcetines como parte fundamental de la composición sobre la que más tarde procede a elaborar la creatividad con pintura. Aunque parezca algo extraño, que lo es, el resultado es muy vistoso y original, siempre partiendo de la base que es una técnica que jamás habíamos ni visto ni oído.

 

Uno de los trabajos de pintura con calcetines de Aaron Johnson

 

Una de las obras pictóricas de Aaron Johnson

 

Resulta impactante desde un primer momento la obra de Aaron Johnson tanto por su forma de realización como por la temática que aplica en estas composiciones. Hablamos de seres ficticios, surreales, que perfectamente pueden ser los protagonistas de nuestros sueños cuando éramos pequeños, aquellos seres que creíamos se escondían debajo de la cama o detrás de la puerta de la habitación. El horror, situaciones de miedo, así como el sexo, forman parte indispensable de su portfolio de trabajos. Continúa sorprendiendo el efecto de los calcetines coloreados sobre lienzo, "vistiendo" la imagen en el sentido literal de la palabra.

Sin lugar a dudas, hay que elogiar su capacidad creativa al dar forma a unos seres mediante calcetines y que resulten tan espeluznantes, incluso hagan revivir tormentos y situaciones muy negativas bien reales, que el propio autor haya vivido o el observador, o situaciones imaginarias presentes en la mente de cualquiera de nosotros. Lo que está claro es que en la cabeza de Aaron Johnson existen muchas más cosas que flores y felicidad a tenor de las obras que descubrimos en su portfolio.

 

Una de las obras pictóricas de Aaron Johnson

 

Una de las obras pictóricas de Aaron Johnson

 

Impresionante la habilidad y perspectiva de Aaron Johnson a la hora de dar forma a sus personajes. Enfatizando los gestos y muecas tanto de los ojos como de la boca, generando una sensación muy real, mucho más que si se tratara de una pintura plana. Evidentemente, los calcetines aportan un volumen y relieve al conjunto que combinados en formas y colores ofrecen un resultado alucinante. Salvando las distancias, encontramos ciertas reminiscencias al estilo de Dalí, ambientes irreales, personajes salidos de mundos inverosímiles... En los distintos ejemplos vemos cómo los ojos y los dientes se imponen en la escena, posicionándose como los elementos principales del retrato, de ahí que su acertada disposición aporte un carácter original y diferenciador.

Si nos trasladamos a los cuadros propiamente dichos, realizados con pintura sobre poliéster, retrocedemos a la década del 2000 donde nos topamos con una serie de trabajos realmente polémicos en los que Aaron Johnson arremete contra personajes de la religión, poítica y actualidad del momento. A buen seguro, muchas de sus obras no han sido expuestas precisamente por este motivo, escenas entre personajes simbólicos de la religión cristiana y sociedad americana cargadas de violencia, sexualidad y psicodelia.

 

Una de las obras pictóricas de Aaron Johnson

 

Una de las obras pictóricas de Aaron Johnson

 

Claros y polémicos ejemplos de cómo Aaron Johnson representa la realidad de su país, una combinación de política y religión peligrosa causante, imaginamos, de las desgracias vividas en los últimos tiempos. Observando con detenimiento sus pinturas, parece que el autor atesora ciertas influencias de las pinturas japonesas, de grandes ojos y extremidades imposibles. Incluso podemos aventurarnos un poco más y aludir a las pinturas aztecas donde los dientes, ojos y lenguas eran las protagonistas. Parece un poco difícil de creer, pero es cierto que buena parte de la obra de Aaron Johnson tiene estas características.

 

Una de las obras pictóricas de Aaron Johnson

 

Una de las obras pictóricas de Aaron Johnson

 

Estas dos obras corresponden a la última serie que realizó Aaron Johnson de pinturas entre los años 2011 y 2012. Violencia, sangre, monstruos de grandes ojos... todos ellos elementos que ya hemos visto con anterioridad y que de nuevo el autor pone en escena. Argumentos propios de una imaginación un tanto perturbada, contraria a los símbolos relacionados con la actualidad, la religión y la sociedad, como en una constante pugna con historias, personajes, o temáticas de nuestros días. Las gamas cromáticas empleadas son muy acertadas así como la definición de los personajes y su omnipresente expresividad en cada trazo del lienzo.

Pesadillas o creatividad, argumentos válidos en cada una de las obras de Aaron Johnson.

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com