cBlog

Los Cuentos de Ohto

Fecha: 28/Febrero/2014
Los Cuentos de Ohto

Recuerdo cuando era más joven, haber leido unos cuentos de "tapa dura" en los que las imágenes amplias y cargadas de objetos y animales eran los protagonistas absolutos. Pasaban los minutos y no dejabas de observar con detenimiento la escena porque a cada vistazo descubrías nuevos detalles, nuevos elementos y nuevos personajes. Era divertido porque la composición no dejaba de llamar la atención.

Al descubrir el trabajo de Ohto, hemos recordado ese tipo de publicaciones puesto que el guión es muy similar, aunque el trabajo del finlandés esté orientado hacia un público un poco más adulto a tenor de los personajes protagonistas de las obras. Como con otros autores, los animales vuelven a recobrar fuerza en el guión de estas obras junto con ambientes caóticos, surrealistas, apocalípticos...

 

Una de las ilustraciones de Ohto

 

Un mundo contra otro, una batalla entre un particular dragón que se defiende ante el ataque de una marea de color naranja compuesta por una bacanal de humanos, animales, seres extraños salidos de las tinieblas... Ohto llama poderosamente nuestra atención porque además de los clásicos "ingredientes" que observamos en las ilustraciones de este tipo como animales, muerte, cierto contenido erótico, monstruos, añade también el componente tecnológico con máquinas, robots. Parece una combinación alocada de temáticas y personajes, sin un criterio dinamizador, pero lo cierto es que la acción es llamativa y permite dejar volar la imaginación de la persona que lo visualiza. Historias entremezcladas que seguro invitan a crear nuestros propios argumentos acerca de lo que pasa en ellas.

 

Una de las ilustraciones de Ohto

 

Un claro ejemplo de estos mundos de Ohto con unas temáticas un tanto dispares que generan cierta controversia al ver a un hombre de edad avanzada y semidesnudo junto con un robot que hace las veces de mujer. Rematando la acción vemos una niña que interpreta un ángel del amor cuyas flechas permiten que dos sujetos se enamoren. Una escena totalmente surrealista, propia de un escenario de psicodelia, con un entorno caótico, irreal, y unos personajes que nada tienen que ver con el concepto real de los mismos. Pueden resultar el reflejo de ciertos pensamientos atormentados de Ohto o concepciones de "su realidad" que incluye en sus obras. A fin de cuentas, la llamada de atención al observador queda garantizada.

 

Una de las ilustraciones de Ohto

 

Uno de los aspectos más interesantes de las ilustraciones de Ohto, es su capacidad para concentrar en una sola imagen muchas historias distintas que invitan a conocerlas. Y resulta harto complicado en una ilustración estática conseguir este efecto, pero esos ambientes barrocos, sobre cargados de elementos por todos los sitios, alcanzan ese resultado, acciones, movimientos, historias, personajes, por doquier, abiertos a que la imaginación de cada uno de los que lo contemplan elabore historias. En la obra que está sobre estas líneas, titulada "The Wandering Vendor", nos ha gustado mucho el concepto de la misma, ya que identifica muy bien la experiencia, momentos, actos vividos por una persona que se dedica a vender objetos de manera nómada, recorriendo los caminos, pueblos y ciudades sin un rumbo fijo. Por tanto, es de suponer que las historias vividas por este sujeto tienen que ser de toda índole. Este conjunto de momentos está perfectamente reflejado sobre la grupa del animal así como la profesión del personaje, vendedor, con decenas de objetos que le acompañan en su viaje.

 

Una de las ilustraciones de Ohto

 

Es innegable la facilidad de Ohto por recrear ambientes protagonizados por seres extraños, tenebrosos, pero que sabe "endulzar" con esas gamas cromáticas en tonos pastel que suavizan la situación. A pesar de que el guión de la escena sea tétrico, dramático, el empleo de esas paletas de colores transforman el trabajo en algo bonito, sin tanta "malicia". Los seres están realizados y caracterizados de manera sobresaliente, y los entornos están cargados de matices y pequeños detalles que demuestran talento y cuidado en su diseño. De nuevo, seres animales y monstruos protagonizan la acción.

Ciertamente, parece que nos encontramos con los cuentos, las fábulas, que leíamos cuando éramos más pequeños aunque con temáticas destinadas a un público adulto.

Así son los cuentos de Ohto.

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com