cBlog

Las Criaturas Michoacanas de Curiot

Fecha: 30/Abril/2014
Las Criaturas Michoacanas de Curiot

A lo largo de la historia, los dibujantes y diseñadores han proliferado en todas las culturas como responsables de plasmar el talento y la creatividad en distintos soportes que luego muestran al resto de la sociedad. Las temáticas son muy diversas, desde la ficción, surrealismo, realidad, divinidad, naturaleza, acontecimientos bélicos... El portfolio de trabajos de Favio Martínez nos traslada a ámbitos de seres enormes, animales, en entornos naturales que poseen ciertas reminiscencias a las divinidades propias de la cultura mexicana, la azteca. Grandes abanicos de gamas cromáticas y seres extraños se adueñan de la acción y son los protagonistas de escenas que parecen sacadas de la mitología de esa zona.

 

Una de las ilustraciones de Curiot

 

Animales un tanto extraños, salidos de la imaginación de su autor que visten indumentarias propias de las culturas mexicanas antiguas identificadas en las máscaras y en la variedad de colores que encontramos en su diseño. Uno de los objetivos que Curiot pretende con sus trabajos es el de mostrar los poderes de la naturaleza, su magnificencia, admirar la inmensidad de sus atributos y respetar el entorno natural que es lo que consigue mantener con vida al ser humano. Lógicamente, una clara muestra de la desbordante imaginación de su creador quien intenta plasmar de algún modo elementos o símbolos difíciles de significar. Una combinación fantástica entre los colores de los complementos y el de la piel del animal y fondo del escenario. Los adornos ganan en presencia y relevancia dentro de la composición.

 

Una de las ilustraciones de Curiot

 

Otro elemento que Curiot gusta por introducir en sus obras son los seres humanos, más concretamente la relación que pueda existir entre los seres humanos y la naturaleza. Fiel reflejo de la realidad, la imagen muestra cómo un poderoso animal maneja a su albedrío a una serie de seres humanos, como si fueran objetos para hacer malabares. De hecho, Curiot es un gran defensor de la naturaleza y critica aquellas acciones que los humanos llevamos a cabo poniendo en peligro a la madre naturaleza, acciones que por desgracia son innumerables. Cuando la naturaleza quiere, nos golpea con fuerza, devastando ciudades mediante riadas, tormentas de agua, de nieve, incendios, somos meros títeres a su voluntad. Como veíamos, un ser animal extraño, irreal, con una gran careta que le confiere el carácter de deidad, protagonizada por bonitos colores y esbeltas formas.

Curiot dice que Me gusta pensar que la naturaleza puede representarse a través de seres que no tienen nada que ver con nuestra realidad, pero que de alguna manera poseen esos elementos y colores que la representan con majestuosidad,

 

Una de las ilustraciones de Curiot

 

Es indudable el efecto que generan las creaciones de Curiot en el mobiliario urbano a modo de grandes murales en las paredes de los edificios. Dotan de color y expresividad el entorno de la ciudad. En el mural que se encuentra sobre estas líneas, encontramos dos bandos claramente diferenciados: en el lado derecho un ser animal ficticio de grandísimas dimensiones, con los plumajes y llamativos colores como protagonistas de su estética; en el lado izquierdo, una serie de humanos plantando lo que suponemos corresponde a árboles. El animal que representa de nuevo la naturaleza observa con detenimiento el proceder de los humanos, suponemos vigilando que lleven a efecto la creación de nuevas plantas y árboles, en contraprestación a la tala indiscrimada de los mismos que precisamente está tan instaurada en países sudamericanos como es Brasil. Fantásticos los colores del personaje que captan la atención del observador desde el primer momento.

 

Uno de los murales de Curiot

 

Otro trabajo llamativo de Curiot donde pone de manifiesto todo su talento y estilo, recreando una divinidad en el centro de la imagen, que hace de eje de la acción, rodeado de seres extraños de reducidas dimensiones y de grandes animales coronados por llamativas máscaras. A diferencia de otras obras que hemos visto de Curiot, en este caso la novedad es el tono cromático empleado, el violeta, y sus diferentes tonalidades pero sin salirse de este modelo. Una obra monocromática que contrasta con el resto de ejemplos donde la variedad de colores es uno de los aspectos predominantes. Fantástica la capacidad del diseñador de mantener las proporciones del mural, buscando elementos que compensen la carga gráfica del mismo identificados en los animales de los laterales y en el "dios" central. Sobresaliente también el dinamismo y movimiento de la acción.

Os dejamos un video con Curiot en acción:

 

 

Curiot, un talento mexicano que nos acerca la naturaleza y los seres divinos en formatos murales.

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com