cBlog

Fotografía con Alma

Fecha: 26/Diciembre/2014
Fotografía con Alma

Como hemos comentado en la introdución de este post, caminamos hacia un tiempo de reunión con seres queridos, familiares, de retomar el diálogo con amistades a las que no ves desde casi un año, en las Navidades de hace doce meses. Son tiempos en los que las sensaciones están a flor de piel porque las personas se reúnen a disfrutar de buena compañía, a celebrar la Navidad, la Nochebuena, la llegada del Nuevo Año, etc. Por este motivo, nos parece adecuado tratar un tema que esté relacionado con la manera de sentir las cosas, las sensaciones, y en el portfolio de Jürgen Heckel lo hemos encontrado. Unas series de fotografías que respiran por sí solas, que trasmiten cientos de motivos y que están sujetas a variadas interpretaciones por parte del observador.

 

Una de las fotografías de Jürgen Heckel

 

No estamos con un fotógrafo al uso, sino con un auténtico mago de la imagen como vemos en el ejemplo. Los puristas pueden alegar que está sometida a ciertos retoques digitales, pero lo que es evidente es que el talento para conseguir un acabado así está latente. Atmósfera tenue, lúgubre, siniestra, en el que a duras penas adivinamos las siluetas de las hojas y de la propia rama. Un fondo negro que "emite" lumnosidad y deja ver unas ramas con sus hojas entre su oscuro lienzo. Además de una leve tristeza, la imagen refleja serenidad, silencio, quietud. Cada una de las hojas está trabajada con detenimiento, no dejando en el aire ningún detalle relacionado con el volumen, la profundidad y la luminosidad.

 

Una de las fotografías de Jürgen Heckel

 

Como si de un cuadro se tratara, es fantástica la capacidad de Jürgen Heckel para dotar de textura sus imágenes, parece que se puede palpar esa colcha que cubre la cama, hacer crujir las maderas del suelo al pisar en ellas... La atmósfera, el ambiente, ese claroscuro tan sumamente atractivo y que su autor trabaja tan delicadamente bien. A simple vista, este tipo de imágenes no tienen nada de especial, incluso pasan desapercibidas a no ser que nos detengamos unos pocos segundos, momento en el que la fotografía nos atrapará e invitará a descubrir en nuestra imaginación posibles argumentos, historias, que se relacionan con ese espacio. Como elemento genérico presente en la mayoría de los ejemplos de Jürgen Heckel, la sensación de silencio, ausencia de movimiento, relax, impregna el ambiente de todas sus instantáneas.

 

Una de las fotografías de Jürgen Hecker

 

No sé vosotros qué pensáis, pero considero que los humanos somos seres insignificantes en comparación con la magnificiencia de la madre Naturaleza, cuyas manifestaciones en forma de altas montañas, profundos océanos, frondosos bosques, genera respeto e incluso en ocasiones hasta llega a intimidar. Así, la fotografía que tenemos sobre estas líneas es un clarísimo ejemplo de la majestuosidad del medio ambiente, altísimos árboles que configuran un entorno bosquoso que se antoja más propio del mundo de seres espectrales y fantasmagórico que del presente. Todo ello, Jürgen Heckel lo muestra a la perfección, con esas tonalidades tendentes a grises aportando sensaciones frías, tenues... Surgen las dudas si deambular entre estos alfiles ya que su impronta infunde temor.

 

Una de las fotografías de Jürgen Heckel

 

Sin lugar a dudas, el dominio de las imágenes en blanco y negro queda más que justificado con trabajos como el que tenemos aquí encima. Como en otros casos, la expresividad de la imagen, la fuerza de sus elementos generan respeto, que rompamos a correr para evitar esa tormenta que acecha por el horizonte. Como acostumbra su autor, los tintes apocalípticos, catastrofistas, están implementados de manera muy sutil en las sombras y gamas lumínicas, tremendos contrastes de luz y sombras se reparten el protagonismo de la escena aderezada con la inminente inclemencia metereológica que hará acto de presencia. Los árboles son los únicos valientes capaces de no moverse y hacer frente a tal negativa situación, son firmes y aguantan con la cabeza alta. Como véis, este guión lo acabamos de inventar mientras visualizábamos la fotografía de Jürgen Heckel, tal es la cantidad de atributos, ideas, sensaciones que plantea.

 

Una de las fotografías de Jürgen Heckel

 

La velocidad de la vida actual reflejada en los haces de luz de los focos de los automóviles que van en una u otra dirección. Líneas perfectas que se pierden en el horizonte y otras que se acercan y se pierden justo delante nuestro... De nuevo, un lienzo de colores tenues, oscuros, negros, que permiten jugar con cualquier mínimo tono que se salga de esa gama de negros. La evolución del hombre, el desarrollo de las sociedades en las que vivimos, el futuro, el pasado, son algunos términos que vienen a mi cabeza cuando veo trabajos de esta índole, invitan a navegar, viajar, a dejar volar la imaginación y embriagarnos con las sensaciones que motivan. El detalle del relámpago en el margen inzquierdo de la escena, en el horizonte, es como un golpe sobre la mesa de parte de la naturaleza que nos quiere decir que en todo ese futuro, proceso, evolución, ella está presente, más aún, es la que tiene la batuta para modificar cuanto le interese.

Reflexiones gracias a una serie de fantásticas imágenes que trasmiten y reflejan sensaciones con un vistazo. Espectacular el trabajo de Jürgen Heckel

 

 

 

 

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com