cBlog

Los pensamientos de Juliette Barbanègre

Fecha: 27/Marzo/2015
Los pensamientos de Juliette Barbanègre

En ocasiones, hemos tenido una serie de sueños y de experiencias que queremos plasmar de algún modo, bien de manera patente o a través de guiones o argumentos que intentan mostrar esos elementos. Creemos que Juliette Barbanègre tiene ese objetivo o al menos fundamenta su trabajo en una serie de personajes que no son reales pero que, fuera de toda duda, son un buen ejemplo de trabajos creativos y originales, en los que los detalles y las pequeñas "acciones" no están realizadas al azar sino que tienen un hilo conductor.

Con un estilo muy particular y atractivo, consigue embaucar al observador e inducirle a vivir la escena, la temática, ese mundo mostrado de matices surreales y, en ocasiones, psicodélicos.

 

Uno de los trabajos en acuerla de Juliette Barbanègre

 

Un claro ejemplo del estilo y temática que Juliette Barbanègre aplica en sus obras. Situaciones un tanto surreales en escenarios extraños, propios de sueños o pesadillas, protagonizados por seres irreales. El caso es que las obras de la artista respiran expresividad por todos los sitios, sin excepción, a pesar de que puede parecer que se trata de dibujos sin sentido, trazos al azar. Nada más lejos de la realidad, las miradas de esos rostros tan poco uniformes, con esos tonos grisáceos, el gesto de la boca, todo está minuciosamente estudiado para crear un efecto sobresaliente, impactante, que consigue dotar al trabajo de un atractivo brutal. El título de la obra es "Ojos en las piedras" (traducido del francés). La sensación de agobio, de reducido espacio, incluso de estrés, está magníficamente lograda.

 

Uno de los trabajos de Juliette Barbanègre

 

Continuamos con las piedras como protagonistas de la acción, esta vez en versión coloreada. Por lo que vemos, a Juliette Barbanègre le gusta sumar a estos objetos alguna extremidad del cuerpo humano como es el caso de las piernas que nos toca en este ejemplo. El efecto es llamativo a pesar de que las piernas son diminutas en comparación con las grandes masas de piedra que están sobre ellas. El título de la obra "Piedras caprichosas" (traducido del francés) es muy adecuado ya que realmente lo que muestra la composición es la pugna de estas piedras por quedarse con una escalera, momento en el ninguna de ellas tiene visos de ceder y soltar el objeto. Una cualidad que humaniza aún más a los protagonistas de la obra (egoísmo, avaricia), no sólo se identifica en las piernas y manos de las mismas.

 

Uno de los trabajos de Juliette Barbanègre

 

Estamos encantados con las formas tan particulares que Juliette Barbanègre incluye en sus trabajos, seres humanos muy peculiares, de estremidades anómalas, desproporcionadas. Piernas cortas y troncos exagerados que dan paso a unas cabezas complicadas, amorfas. Por estos motivos, mencionábamos anteriormente que sorprende la capacidad de su creadora de implementar la expresividad en sus protagonistas y escenas porque alzacanza este objetivo con solvencia. La actitud de sumisión y respeto del personaje de la derecha es admirable a pesar de tratarse de personas toscas, sin adornos, simples. El gesto de admiración del personaje de la izquierda también llama nuestra atención, con ese gesto de la boca, el "movimiento" de las manos, la mirada fija en el vaso que le ofrecen.

 

 

Uno de los trabajos de Juliette Barbanègre

 

Otro animalito de Juliette Barbanègre. Parece salido de alguna novela de ficción y aventuras como La Historia Interminable por ejemplo. Es admirable la imaginación de la artista y su capacidad para imprimir el particular estilo que la define. Personajes no conocidos, extraños, de exageradas y desproporcionadas formas con gestos curiosos, interesantes, hacen simpáticos a los protagonistas. El pelaje frondoso constituido por una especie de largas plumas genera una sensación de volumen alucinante, aporta movimiento, textura, es agradable.

 

Uno de los trabajos de Juliette barbanègre

 

Volvemos al concepto ilustrativo que más nos ha gustado de Juliette Barbanègre, las escenas cargadas de objetos y elementos un tanto exageradas y con dosis de surrealismo. En la escena observamos un bosque abrupto, repleto de plantas y árboles por doquier, con la particularidad, como no podía ser de otro modo, de que los troncos de los árboles presentan algun rasgo humano: los ojos. Cuando en ocasiones hemos andado por la montaña, rodeados de maleza, bosques, animales, ríos, nos ha parecido que alguien nos observaba, concretamente entre las plantas o los árboles. Tal vez esta ilustración tenga ese objetivo, el de reflejar esa sensación de sentirse observado en un bosque rodeado de altísimos pinos y de ojos vigilantes.

Una vez más, descubrimos los apasionantes mundos imaginarios de un artista, en este caso de Juliette Barbanègre.

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com