cBlog

Dmitry Dibuja

Fecha: 20/Mayo/2016
Etiquetas: Pintura (36)
Dmitry Dibuja

En términos generales, no sólo se trata de escenarios lúgubres y tenebrosos, ni mucho menos. Si bien es cierto que muchas de las escenas se apoyan en este tipo de escenas, muchas otras muestran una serie de cualidades sorprendentes un poco alejadas de la generalidad que habíamos descrito. Muchas de ellas destacan por su magnífica presentación así como por la sensación de soledad, vacío...

 

Uno de los trabajos de Dimitry  Bogolyubov

 

"Fire" es el título de este trabajo de Dmitry Bogolyubov. Una ciudad un tanto caótica en la que los edificios están sustentados por una especie de pilares que los mantiene en altura. Parecen más unos tentáculos de un ser extraño que las columnas vertebrales de la estructura. La sensación de soledad, vacío, catástrofe, queda patente gracias a un entorno protagonizado por unos conjuntos alejados de edificios que circundan al protagonista central donde un incendio en la pernúltima de sus plantas altera la mirada del observador. La escena cautiva debido a sus tintes surrealistas y pequeños matices reales. El cielo grisáceo y las tímidas gotas de lluvia culminan el trabajo.

 

Uno de los trabajos de Dmitry  Bogolyubov

 

Cómo nos gusta que las temáticas deriven en situaciones de ciencia ficción o similares donde los elementos y los personajes nos hagan pensar en escenarios del más allá o de años venideros con formas e infraestructuras que nos recuerdan a películas y series donde las máquinas muestran prestaciones hasta ahora no conocidas, donde posiblemente los humanos o seres que habitan estos lugares poseen unas habilidades muy por encima de las que tenemos debido a una capacidad mucho mayor de aprovechar nuestro cerebro... La combinación de metales y naturaleza siempre es atractiva debido a su origen totalmente dispar.

 

Uno de los trabajos de Dmitry  Bogolyubov

 

La soledad de los astronautas en las misiones espaciales tiene que ser un factor determinante para valorar su capacidad de realizar esa actividad. La sensación que sienten cuando salen de la estación y realizan un paseo espacial para solucionar o supervisar cualquier aspecto de la nave no es apta para todos los públicos. Ingravidez, la imponente presencia de la Tierra, la soledad, la ausencia total de sonidos, el cosmos a sus espaldas... Tal vez Dmitry Bogolyubov quiera mostrar de algún modo este conjunto de calificativos en el trabajo o simplemente reflejar el resultado al que han llegado muchos astronautas tras pasar cierto tiempo en el espacio y luego volver a casa donde comienzan a experimentar reacciones extrañas que han derivado en trágicos finales, no en nuestros tiempos sino años atrás.

 

Uno de los trabajos de Dmitry  Bogolyubov

 

 

En muchas ocasiones, el verdadero reto de los artistas es conseguir que el observador se quede plantado delante de su trabajo y deje volar su imaginación para adentrarse en él y pasar a ser el protagonista del mismo, el que observa la situación, el que vive la acción, exactamente ser la persona que está de espaldas en el primer plano de la composición situada sobre estas líneas. Realidades anormales, propias de mundos no reales, al menos hasta el momento, pero y si llegamos hasta este punto? En realidad, no conocemos el futuro y estos trabajos nos invitan a plantearnos ciertos aspectos que tal vez en otra situación nunca hubiérmos pensado.

 

Uno de los trabajos de Dmitry  Bogolyubov

 

No, no estamos en el espacio, Dmitry Bogolyubov también sabe impregnar de su calidad los trabajos que realiza refiriéndose a circunstacncias que tienen lugar en momentos cotidianos como una estación de metro. En ocasiones, cuando estamos en espacios cerrados donde sabemos que cada cierto tiempo se produce una variación de la escena (llegada del metro) creamos en nuestra mente posibles situaciones que puedan producirse cuando esas variaciones hagan acto de presencia y nos preparamos porque lo desconocido se acerca aunque se vista de algo cotidiano. Si a eso le sumamos una atmósfera gris, oscura, estruendosa y silenciosa, todo ello nos lleva a una situación nada cómoda en la que invertimos un largo tiempo para acostumbrarnos a la misma.

Nos ha encantado el dominio de las gamas cromáticas de Dmitry Bogolyubov, alejándose de lo llamativo para, a través de tonos más apagados, conseguir un ambiente verdaderamente interesante siempre coronado por matices concretos.

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com