cBlog

Imaginando con Eric Roux-Fontaine

Fecha: 14/Julio/2016
Etiquetas: Pintura (35)
Imaginando con Eric Roux-Fontaine

Que levante la mano aquella persona que no tiene cierto interés o curiosidad por conocer algo del futuro, de cómo será su vida dentro de unos años, su familia, amigos, entorno, la Tierra habrá dicho basta y se habrá producido un desenlace negativo... todo puede ser. Por lo visto, Eric Roux-Fontaine tiene también estas incertidumbres y por ello plasma en sus cuadros escenas y composiciones con esta temática, entre otras, que veremos a continuación.

 

Uno de los cuadros de Eric Roux-Fontaine

 

Un salto al vacío, cuando pensamos en lo que está por venir sentimos cierta inseguridad, incertidumbre, lo desconocido se muestra ante nosotros de manera incierta y nos volvemos vulnerables, débiles, incluso atemorizados. Eric Roux-Fontaine, a través de este cuadro titulado "Goya's dream" dentro de la serie "Nostalgia for the future", nos muestra ese "salto" o "exposición" ante lo venidero, frente a aspectos, elementos, situaciones, definidos en nuestra imaginación y que sólo el futuro compondrá de manera íntegra o permanecerá por siempre en nuestra mente.

El futuro como escenario de nuestras dudas.

 

Uno de los cuadros de Eric Roux-Fontaine

 

Uno de los cuadros de Eric Roux-Fontaine

 

La Luna es la protagonista de esta serie de cuadros de Eric Roux-Fontaine en los que configura y materializa escenas un tanto surrealistas. Seres humanos y animales deambulan por la superficie del satélite como si de un aspecto cotidiano y lógico se tratara. Es interesante cómo el autor plantea situaciones, momentos, en la superifcie lunar, cómo traslada objetos y elementos que nos rodean a un escenario conocido por todos pero jamás planteado. Esla es la manera de expresar una realidad (en la mente de Eric Roux-Fontaine) de forma muy "real", como hacer una fotografía en la superficie lunar captando los motivos y personajes que expone.

Por supuesto, huelga decir que la técnica y el manejo de las gamas cromáticas en las colecciones de Eric Roux-Fontaine están trabajados de forma magistral, tanto en los trabajos coloridos como en aquellos donde predominan los tonos sombríos, grises y negros, como el que nos toca.

 

Uno de los cuadros de Eric Roux-Fontaine

 

Uno de los cuadros de Eric Roux-Fontaine

 

Ya nos había parecido en un primer momento aunque no hemos comentado nada, pero ahora observando el primero de los cuadros sobre estas líneas corroboramos la sensación inicial que teníamos y que la obra de Eric Roux-Fontaine nos recordaba: Peter Pan. Los mundos imaginarios de Peter Pan, ese niño que era capaz de volar y descubrir nuevos universos. Parece como un viaje hacia distintas partes de un mundo creado en la mente de Eric Roux-Fontaine y que, gracias a esas pinceladas, sabe potenciar de manera magistral. Además, ciertos detalles como las burbujas que existen en las escenas, los árboles, los elementos como el viento, la presencia de una persona como eje de las composiciones... todo crea una aura mágica, trascendental, anima a pensar, a dejar volar la imaginación y convertirnos en los protagonistas, a olvidar el mundanal ruido, el estrés, el trabajo, la rutina, y a explayarnos, a disfrutar, a surcar los cielos.

 

Uno de los cuadros de Eric Roux-Fontaine

 

Los tiovivos o también concoidos como carruseles, los columpios de largas cadenas que giran en redondo a gran velocidad y, debido a ésta, cada vez obligan a inclinar más la marcha hasta prácticamente llegar a una postura ladeada. Son como la vida misma, cada persona tiene el suyo, unos giran sobre sí mismos, otros miran hacia el cielo, pero todos navegan en la misma dirección sostenidos por los cables que proceden del mismo soporte. Una especie de metáfora de la vida actual, las personas, en su mayoría, recorren una rutina diaria que es muy similar de manera genérica, trabajamos, nos relacionamos, formamos familia... Todo sigue una especie de guión cuyas líneas maestras suelen realizar la mayoría de los mortales (en la medida de lo posible). Las novedades aparecen cuando el tiovivo deja de girar y cambia el sentido de la marcha, o cuando alguna de las cadenas se rompe o cuando alguno de los columpios comienza a girar sobre sí mismo de manera descontrolada. En estos casos, lo genérico da paso a lo concreto, a lo particular, en ocasiones acertado y en otras desacertado, fiel reflejo de las personas.

Una vuelta por nuestra imaginación y un paréntesis en nuestra semana que Eric Roux-Fontaine ha sabido ocupar con sus atractivos cuadros.

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com