cBlog

Cuadros de David Walker

Fecha: 29/Julio/2016
Etiquetas: Pintura (36)
Cuadros de David Walker

El portfolio de trabajos de David Walker está dividido en dos áreas, por un lado las pinturas al óleo y por otro lado las acuarelas.

Comencemos por los que más nos ha gustado que no son otros que la serie pertenciente a los cuadros al óleo. Un conjunto de trabajos un tanto difusos que pretenden reflejar escenas o rincones metropolitanos, no en vano todos ellos representan una zona característica de la ciudad. Apoyándose en unas composiciones que distan mucho de las líneas y definiciones exactas, David Walker consigue trasladarnos a esas supuestas vivencias, momentos, que ocurren dentro de la ciudad captando la atención del observador encargado de imaginar la historia.

 

Una de las pinturas al óleo de David Walker

 

Acertadas pinceladas que, a pesar de su tosquedad en la definición, permiten distinguir las estructuras, los personajes y todos los elementos de la escena. Ciertamente atractivas las tonalidades empleadas jugando magistralmente con la luz y con la perspectiva que transmite sensación de profundidad, movimiento, consigue que la imagen tenga vida, sea dinámica. Los personajes parecen ir manteniendo una conversación, conclusión a la que llegamos por ese "giro" de los rostros, la postura de los brazos... estas cualidades son las que realmente diferencian un buen trabajo de otros.

 

Una de las pinturas al óleo de David Walker

 

Una de las pinturas al óleo de David Walker

 

Continúa llamando nuestra atención la capacidad de David Walker de reflejar la ciudad que observa a través de unos brochazos. El trabajo de pintura es una de las ramas artísticas más complejas debido a su capacidad de transmitir sensaciones, mensajes, información, por medio de figuras, objetos, situaciones inmóviles, mudas. Las perspectivas, la escala de los objetos y de las personas, la profundidad, todo está ejecutado a la perfección. Nos gusta la sencillez de los trabajos pero a la vez su gran dificultad, su forma de representar momentos, tal y como son, sin añadidos, únicamente luces, sombras, tonos azulados y tonos cálidos y ocres. Realmente parecen fotografías de esa realidad a la cual le hemos aplicado un filtro que deforma mínimamente los trazos.

Los cuadros llegan a ser como la vida misma, el autor muestra realidades tal y como son, en las que las imperfecciones se pasan por alto ya que todo es parte de una composición donde no hay nada perfecto, las líneas rectas y formas delimitadas no existen, son un conjunto de elementos que gracias a una fantástica perspectiva y trato del color conviven en total armonía.

 

Una de las pinturas al óleo de David Walker

 

No, no son dos secuencias plasmadas en un mismo soporte, se trata de la ciudad vista desde el otro lado del río. Una fantástica combinación de colores "antónimos" como el azul del agua y el color cobrizo del cielo que domina la ciudad y la escena. La sensación es llamativa a la par que atractiva, una sofocada ciudad por el calor y su ferviente vida contrarestada por la frescura de las aguas teñidas de un azul cielo impactante. Genial la definición de las aguas en su parte inferior en las que parece que David Walker ha dejado que el óleo recorra a sus anchas el lienzo dando la sensación de goteo y de diminutas cascadas que se pierden en los confines.

 

Una de las acuarelas de David Walker

 

No queremos terminar este post sin antes ver alguna de las acuarelas que David Walker presenta entre sus trabajos. Como podemos observar sobre estas líneas, la definición es mucho menor que con la pintura al óleo, como cabía esperar, pero no pierde ni un ápice de su originalidad. La escena representa la conocida avenida de Times Square en Nueva York. Parece como si un conjunto de manchurrones (en el buen sentido de la palabra) han sido dispuestos de manera magistral para formar parte de una escena cuyo resultado es sobresaliente, sugerente, dinámico. Nos soprende cómo David Walker imprime esa vitalidad a los cuadros, hasta parece que los luminosos están funcionando, las luces de freno del taxi encendidas debido a la frenada, etc. 

Las transparencias, goteos, que percibimos en la parte inferior del lienzo aportan vida, velocidad, movimiento, al resto del trabajo, es como si quisiera indicar que la pintura continúa su existencia porque las pinceladas siguen su camino.

Un enorme placer descubrir los cuadros de David Walker.

Nos vemos en agosto amigos.

 

Todas las imágenes han sido obtenidas del sitio web de David Walker www.davidwalkerstudio.com

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com