cBlog

Los Trabajos Oníricos de Bruno Pontiroli

Fecha: 24/Noviembre/2016
Etiquetas: Pintura (34)
Los Trabajos Oníricos de Bruno Pontiroli

Cada vez que escribimos en este blog tenemos una sensación agridulce ya que por un lado estamos encantados de poder ver y disertar sobre los trabajos de los profesionales, pero por otro quiere decir que ha vuelto a transcurrir siete días aproximadamente desde la última vez, la velocidad y el devenir de las cosas cada vez fluye más rápido, de manera descontrolada.

Bruno Pontiroli es nuestra "estrella invitada" para la publicación de la semana. Sus personajes y escenas tan variopintas y extrañas hacen que su atractivo resulte irresistible. Por este motivo, analizamos parte de su extenso portfolio.

Seamos testigos de un conjunto de composiciones que brillan por su surrealismo, por contar con unos personajes irreales en circunstancias ficticias que de manera conjunta llaman poderosamente la atención.

 

Uno de los dibujos realizados por Bruno Pontirolli

 

Un hombre estrangula a un caballo con sus propias piernas, como si éstas fueran elásticas, practicándole un nudo en el cuello por el cual además el tronco del sujeto pasa a "formar parte" del cuerpo del animal. Es curioso, porque la persona muestra una cabeza de animal en la escena, como si su pensamiento y decisión esté enfocada en convertirse realmente en ese animal. El resto de detalles son los que corroboran que la mentalidad de Bruno Pontiroli es brillanete y complicada, sobre todo al distinguir en otro hombre al mismo Jesucristo crucificado en una cruz, el protagonista fumando en pipa con mirada desafiante...

 

Uno de los cuadros de Bruno Pontiroli

 

Muchas mujeres quedan embarazadas a lo largo de sus vidas. Es un momento único por su dureza y por la capacidad de la persona de dar vida a un nuevo visitante, a un nuevo miembro de la familia con sus propios pensamientos, extremidades, gestos, rasgos... Sí que es cierto que cada embarazo es un mundo, vistos desde fuera parecen todos igiuales. La imagen suele ser una mujer con la tripa muy hinchada y al cabo de los meses nos encontramos con la misma mujer con el hijo ya nacido en un carro. Pero en realidad, cada embarazo es distinto, no tiene nada que ver el cuerpo de una mujer con el de otra, de modo que en un caso puede ser el mejor periodo de su vida, en otro caso es uno de los momentos más difíciles y complicados. Creemos que Bruno Pontiroli quiere mostrar este hecho planteando dos mujeres embarazadas, una de ellas con la tripa redondeada y la otra con la tripa de forma cuadrangular, porque cada individuo es único y lo que vive y experimenta es único también.

Como vemos en los distintos trabajos, la presencia de personas humanas de grandes proporciones, entradas en carnes y desnudos son buena parte de los ingredientes que se repiten continuamente en los trabajos de Bruno Pontiroli.

 

Uno de los cuadros de Bruno Pontiroli

 

Bruno Pontiroli pretende dar la vuelta a las cosas, es decir, quiere que los elementos que nos condicionan a actuar de determinadas maneras vivan y ejerzan en sus "carnes" sus propias consecuencias. Complicado de explicar, pero lo intentaremos. Cuando el clima está revuelto, claro ejemplo de la metereología que nos acompaña esta semana, aparecen nubes y descargan lluvia, nieve o granizo, en función de las masas de aire, temperaturas, etc. Las personas entonces suelen emplear mecanismos que les protejan de estas inclemencias como los paraguas en el caso de que las lluvias arrecien. Bruno Pontiroli va más allá, y consigue que sean las propias nubes las que empuñen esos paraguas, generando una escena chocante, donde dos elementos conviven de la mano aunque realmente uno se produce como resultado del otro.

 

Uno de los cuadros de Bruno Pontiroli

 

Cuando colocamos un insecto, como una cucaracha, o un animal, como una torutga, boca arriba descubrimos que quedan indefensos porque no saben cómo vovler a su situación natural en la que controlan y tienen equilibrio. Realmente están "vendidos", su reacción queda anulada. Si extrapolamos esta situación y sensación a un ser humano, tal vez tengamos que diseñar una idea de un hombre o mujer obeso, de enormes proporciones, colocados boca abajo y, como es lógico, sin poder realizar acto alguno ya que queda privado de cualquier facultad debido a su posición, tamaño y poca habilidad. Bruno Pontiroli muestra las sensaciones que experimentan unos a través de ciertas analogías.

 

Uno de los cuadros de Bruno Pontiroli

 

Volvemos a la interpretación de las nubes, donde explicábamos que Bruno Pontiroli pretende dar una vuelta de tuerca a la situación y a las ideas prefijadas de las cosas, porque lo lógico es que sea una persona la que se dirija al río o al océano a pescar, a descubrir un banco de peces y lanzar el anzuelo para conseguir llevarse algún "trofeo" a casa. Pero el autor, nos muestra lo contrario, un banco de peces pescando con su caña en el oceáno. La vida al revés, tal vez un mensaje de que hoy en día la humanidad no hace las cosas de manera diestra, sino todo lo contrario, en vez de ir a mejor camina a peor, llevando a la práctica acciones totalmente perjudiciales.

Embriagados estamos con los trabajos de Bruno Pontiroli. Muestra de realidades desde un estilo muy particular y atractivo.

 

Todos los trabajos se han extraído de la web de Bruno www.brunopontiroli.com

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com