cBlog

Las Pesadillas de Nicolas Bruno

Fecha: 01/Marzo/2017
Etiquetas: Fotografía (99)
Las Pesadillas de Nicolas Bruno

El fotógrafo que pretendemos estudiar ha llamado nuestra atención debido al carácter de su fotografía, cercano a la pesadilla y al horror fruto de un transtorno que sufre en su propia persona desde que cumpliera la edad de quince años. Veamos algún ejemplo para entender mejor a lo que nos estamos refiriendo y luego volvamos con la explicación de lo que sucede con el sueño de Nicolas Bruno.

 

Una de las fotografías de Nicolas Bruno

 

Una de las fotografías de Nicolas Bruno

 

En seguida percibimos ese matiz angustioso, ficticio, propio de un mal sueño. Momentos de agonía en los que el protagonista no puede subir una escalera que le permita tomar una bocanada de aire fresco, queda inmóvil en el momento justo en el que asoma su rostro por encima del agua. Del mismo modo, un niño a los pies de una cama que está ardiendo en llamas, con gesto de verguenza, arrepentimiento, tal vez lo que todos hemos vivido en alguna ocasión cuando inconscientemente mojamos la cama por la noche y al despertar nos damos cuenta de lo sucedido...

Nicolas Bruno sufre desde los quince años la denominada "parálisis del sueño" consistente en una debilidad o incluso parálisis que aparece en el momento de iniciarse el sueño o justo cuando está a punto de despertar. De este modo, Nicolas Bruno emplea la fotografía como reflejo de las sensaciones que sufre cada día a la hora de acostarse o despertarse, intenta crear una imagen de lo que ve, siente, de los miedos que le atemorizan al toparse con esta situación tan singular. Por ello, hablamos de escenas un tanto surrealistas en las que las situaciones escapan a lo cotidiano y además presentan una descripción agónica, de circunstancias incómodas, de momentos vitales que tratamos de esquivar.

 

Una de las fotografías de Nicolas Bruno

 

Una de las fotografías de Nicolas Bruno

 

Instantes imposibles, escaleras finitas que no permiten subir más peldaños lo que supone quedar expuestos a un mar de manos que pretenden atraernos hacia ellas. Cuántos de nosotros no han soñado caer por un precipicio al vacio sin opción alguna de salvarnos, sólo esperar a impactar con el suelo, instante en el que nos despertamos casi sin aliento, asustados y gustosos de que tan sólo fuera un sueño. Nicolas Bruno sufre este tipo de sensaciones pero además añade la circunstancia de que pierde movilidad real por lo que el efecto debe multiplicarse, y por mucho. La misma sensación que hemos descrito de caer al vacío, finaliza incorporándonos de manera brusca en la cama, con un grito, una agitación de manos, etc. Para Nicolas Bruno no acaba así porque no puede realizar esos movimientos, la sensación tiene que ser realmente muy poco agradable.

 

Una de las fotografías de Nicolas Bruno

 

Una de las fotografías de Nicolas Bruno

 

Una de las características comunes a cada uno de los trabajos es el hecho de que los protagonistas suelen encontrarse con las extremidades maniatadas, manos o piernas, así como los ojos tapados en la gran mayoría de las ocasiones. Todo ello, acrecenta la sensación de impotencia y desvalía de los sujetos, testigos del futuro inminente que les toca e incapaces de responder ante esta situación. Nos gustan y mucho el manejo de las tonalidades, los brillos y luces y sombras encargados de dotar de unos ambientes siniestros a cada una de las escenas. Esto aporta aún más la sensación de angustia, de desenlace fatídico. 

Otra característica que destacamos y que Nicolas Bruno emplea magistralmente es el anonimato de los figurantes de las composiciones, casi siempre ataviados con un sombrero o con el rostro oculto. Es un detalle que marca el matiz de pesadilla y surrealismo que pone la guinda a los trabajos de Nicolas Bruno. El ser humano es asustadizo, temeroso, cuando se trata de personas con caras desfiguradas o sin rostro, como es el caso aunque sea ficiticio. Este detalle influye de manera determinante en el observador, es una característica que nos desconcierta el hecho de no ver unos ojos, una boca, una nariz, en el rostro de una persona. Enseguida nos traslada a derroteros propios del terror y horror. 

 

Una de las fotografías de Nicolas Bruno

 

Visualizar la salida, visualizar la luz al final del túnel pero resultar imposible acercarse a ella y además ser consciente de tu imposibilidad e impotencia. Algunos de los detalles que experimenta Nicolas Bruno y que quiere plasmar en un soporte real.

Trabajos impactantes que engrandecen sus caraterísticas al conocer cual es su origen, su fuente de inspiración, su propia "parálisis".

 

(Todas las imágenes han sido obtenidas del sitio web de Nicolas Bruno)

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com