cBlog

Las Mujeres y las Casas de Annie Owens

Fecha: 09/Marzo/2017
Las Mujeres y las Casas de Annie Owens

Como si de una película de Tim Burton se tratara, hemos topado con los personajes de Annie Owens quienes irremediablemente nos han cautivado por su extraña belleza y un atractivo embaucador. Ilustraciones que distan mucho de emplear paletas de colores llamativos pero que resguardan en sus formas un infinito de expresividad e información.

En su mayor parte protagonizados por mujeres, los trabajos de Annie Owens muestran situaciones concretas vividas por sus protagonistas y que la autora quiere representar. Rostros de rasgos muy particulares que en ocasiones nos invitan a decantarnos por escenarios surreales o extraños.

 

Una de las ilustraciones de Annie Owens

 

Un cuerpo de niña que representa formas de adulto debido a los tatuajes que observamos en sus brazos, a sus ojos oscuros y una mirada drásticamente perdida deambulando sin rumbo previsto, a la deriva, todo rematado por un cigarrillo que la protagonista sostiene con sus labios, elemento en claro contraste con la edad de la persona. En general, todo en conjunto nos cautiva y gusta, desde el mismo tono ambiental que tiende hacia lo rosáceo sinónimo de romanticismo, ternura, felicidad, hasta ese aire siniestro de la niña. Tal vez Annie Owens pretenda simbolizar lo idílico con el mundo real.

 

Una de las ilustraciones de Annie Owens

 

Una representación de la cruda realidad que nos encontramos en multitud de ocasiones. Al menos esa es nuestra interpretación, y lo que pensamos es que el ser humano por defecto siempre intenta obtener y emplear los recursos naturales, explotarlos para más tarde abandonarlos una vez que han quedado prácticamente inservibles. Dos dulces niñas recogen un pez en un río para depositarlo en una pecera, ese recipiente que será su nueva casa en la que no podrá moverse y donde el panorama será siempre el mismo. Ojo, también puede tratarse de lo contrario, las protagonistas deciden acudir a devolver al pez a su verdadero hábitat. No obstante, asistimos a un trabajo en el que de nuevo tenemos portagonistas femeninas, en el que existe una historia detrás que tal vez a bote pronto no se aprecie, además repetimos con un horizonte rosáceo que contrasta con las figuras en grises y negros.

 

Una de las ilustraciones de Annie Owens

 

Los dos primeros trabajos corresponden al portfolio realizado antes del año 2015. El que está sobre estas líneas y los que veremos más adelante son aquellos que Annie Owens ha realizado en los dos últimos años. Como es lógico, guardan mucha similitud y nada más observar este trabajo adivinamos rasgos característicos como una niña protagonista de alargadas extremidades, actitud sosegada aunque un tanto extraña esperando que algo o alguien la desplace de ese momento inmóvil en el que se encuentra. Annie Owens domina a la perfección el hecho de generar la duda en el observador, generar curiosidad y que nos preguntemos qué piensa la protagonista, qué demonios está mirando, qué está esperando. Otra de las características que predominan en los trabajos de Annie Owens son los largos cabellos de las niñas, un pelo muy fino con apariencia de mojado.

 

Una de las ilustraciones de Annie Owens

 

"Volando con cuervos". Un trabajo que muestra esa pincelada surrealista que comentábamos al inicio, no por el hecho de volar, que sin duda lo es más aún encima de una silla, sino también por realizarlo rodeado de cuervos, un animal que siempre ha estado relacionado con temas malignos, tenebrosos. De nuevo, largas extremidades, largos cabellos y un interesante rostro con un gesto que desconcierta ya que en absoluto la protagonista está asustada o inquieta, más bien está en un estado desafiante, obstinado. Un detalle que no habíamos comentado y que nos encanta es el estampado que imprime en buena parte de las indumentarias de los protagonistas, haciendo un guiño a su talento creativo y al buen gusto.

Otra de las series de trabajos que no hemos mencionado es la relativa a casas. Sí, en efecto, Annie Owens tiene una serie de ilustraciones en las que las protagonistas son los edificios, muy singulares pero que resultan llamativos.

 

Una de las ilustraciones de Annie Owens

 

La costumbre por alargar las extremidades de sus protagonistas se ha extendido a otros objetos como las casas. Sencillamente, no sabemos qué tienen o esconden pero son sensacionales, atractivas, dan ganas de adentrarnos entre sus paredes para descubrir las historias que narran. Endebles, con formas casi imposibles, se erigen como centro de atención de la ilustración. Un acierto el que la paleta de colores se limite a los grises, incrementando ese aire misterioso y de nuevo siniestro que caracteriza buena parte de la obra de Annie Owens.

Interesante descubrir los personajes de Annie Owens y ese aura misteriosa que trasmiten.

 

(Todas las imágenes han sido obtenidas del sitio web de Annie Bowes

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com