cBlog

Los Coches de Philipp Rupprecht

Fecha: 22/Marzo/2018
Los Coches de Philipp Rupprecht

El diseño de vehículos motorizados es un arte del que no todo el mundo puede presumir estar capacitado. El diseño de estos objetos, de culto para muchos, implica tener unas capacidades y conocimientos relacionados con el mundo de la estética, de la moda, de aeronáutica, de materiales, etc. No, no vamos a hablar del diseño de vehículos pero es preciso aclarar ciertos matices antes de descubrir los trabajos de fotografía de Philipp Rupprecht ya que gracias a ellos vamos a deleitarnos con los detalles de modelos de coches exclusivos en unos escenarios sencillamente espectaculares.

 

Una de las fotografías de Philipp Rupprecht

 

Una de las fotografías de Philipp Rupprecht

 

¿Qué? ¿Mágico verdad? Parece que estamos en Gotham y que ante nosotros se encuentra el coche del mismísimo Batman. Sensacional puesta en escena ambientada en un paisaje oscuro, con luces estratégicamente acentuadas que sirven de soporte a este exclusivo modelo de la mítica firma italiana de automóviles Lamborguini. A pesar de que no estés muy relacionado con este mundo de las cuatro ruedas, seguro que te suena esta firma de vehículos de lujo, auténticos pura sangre de la velocidad con unos diseños que quitan el hipo como podemos admirar en las imágenes. Esas líneas, formas, entradas de aire, spoilers, llantas, salidas de escape, una altura que casi no supera el metro del suelo...

Philipp Rupprecht ha sabido exprimir al máximo el potencial de este modelo de coche y darle un entorno cautivador que potencie a incremente cada una de sus cualidades. El negro mate de la carrocería tan sólo perturbado por unas impactantes llantas cuyo interior está vestido en un naranja chillón, hacen las delicias de los amantes del diseño y de los automóviles. Pura esencia italiana que tan fielmente Philipp Rupprecht ha sabido representar a través de su fotografía

 

Una de las fotografías de Philipp Rupprecht

 

Una de las fotografías de Philipp Rupprecht

 

El mundo del diseño es como la tecnología, avanza a unos ritmos elevadísimos. Si volvemos la mirada a los diseños de hace tan siquiera cinco años veremos cómo han cambiado las cosas, los modelos han evolucionado muchísimo, las tendencias no tienen nada que ver en sólo cinco años. Estas circunstancias las vemos en productos como la moda y complementos, automóviles, motocicletas, ordenadores, móviles, televisores, etc, etc. Si nos centramos en el mundo de las cuatro ruedas, preciamente es este elemento, la rueda, lo único que tiene vigencia a lo largo del transcurso del tiempo, bueno y el volante. 

El vehículo que tenemos sobre estas líneas es un Mercedes Benz W25 diseñado para la competición de la temporada 1934. Casi nada, los años que han pasado desde entonces, nada menos que 84 años. Comparándolo con el primero de los vehículos que hemos visto las diferencias hablan por sí solas verdad, más aún si colocamos un Fórmula 1 a su lado,realmente es el modelo a comparar. Bueno, aparte de esto, elogiamos el trabajo de Philipp Rupprecht de nuevo por la puesta en escena que consigue, parece un decorado de película, por los tonos verdosos entremezclados con anaranjados, la fina niebla que le aporta ese matiz de misterio como si este modelo hubiera regresado del mundo de los muertos. La sola presencia del vehículo lo afianza como protagonista indiscutible de la escena, no hay personas, no hay vehículos, no hay ruidos ni distracciones, únicamente este mítico modelo de carreras. Por cierto, a pesar de los años admiramos el diseño de este automóvil, por sus partes aerodinámicas tan exageradas, esa trasera redondeada y una delantera con forma ovalada, similar a un misil o un torpedo. Joyas del diseño y de la ingeniería de aquellos tiempos.

En ocasiones, la fotografía actúa como varita mágica que transforma un evento o un acto particular sin grandes atractivos en algo abolutamente original, creativo, capaz de despertar en el obervador la necesidad de acudir a ese acto de manera inmediata. Y Philipp Rupprecht es un verdadero "manitas" en estas lides. El par de imáagenes que os vamos a mostrar a continuación corresponden a una carrera un tanto original que llevan a cabo en Estos Unidos, consistente en dar vueltas y en chocar  con otros vehículos. El guión no es muy prometedor la verdad, pero quien está detrás de la cámara puede que lo transforme.

 

Una de las fotografías de Philipp Rupprecht

 

Una de las fotografías de Philipp Rupprecht

 

Una de las fotografías de Philipp Rupprecht

 

Esas tonalidades añejas con márgenes sombreados le dan un matiz muy agradable a la imagen, resalta inmediatamente del resto de elementos a lo que añadimos unas perspectivas cuidadas y unos instantes concretos, obteniendo como resultado un evento genial, llamativo, interesante, que despliega expresividad y fuerza, dan ganas de irse para allá. Está"vendiendo" sensaciones, experiencias, sin duda Philipp Rupprecht sabe lo que se hace.

 

Una de las fotografías de Philipp Rupprecht

 

Una imagen más relacionada con las genuinas carreras que se realizan en el lejano oeste. En este caso, son pruebas de aceleración donde dos automóviles situados a la par parten de cero y recorren una recta compitiendo por ver quién es más rápido en llegar al final de la misma. Esto supone contar con unos fuertes motores que impliquen una aceleración brutal para lanzar las cuatro ruedas. Como vemos en la imagen, Philipp Rupprecht ha capturado el instante en el que uno de los vehículos levanta las ruedas de adelante en el momento justo de la salida como consecuencia del tremendo acelerón que imprimen las ruedas de atrás. Lógicamente, son automóviles de propulsión trasera de modo que cuando éstas aplican todo el caballaje el morro se levanta.

De nuevo, la intensidad lumínica es perfecta, embriagadora, está atardeciendo y así lo refleja la carrocería del vehículo negro que muestra la línea del horizonte en la que tan siquiera se adivina al sol porque ya se ha ido a dormir. Velocidad, aceleración, movimiento, todo queda fantásticamente retratado.

Estas dos familias de imágenes son las protagonistas del portfolio de Philipp Rupprecht.

Si os apatece acercaros a su sitio web descubriréis muchos más modelos y escenas que os dejaran con la boca abierta. Precisamente en su sitio web hemos obtenido todas las imágenes del post. 

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com