cBlog

Magia en Blanco y Negro por Vassilis

Fecha: 28/Marzo/2018
Magia en Blanco y Negro por Vassilis

La Semana Santa es un periodo de recogimiento en el que los que profesan la religión católica y cristiana celebran la muerte y resurrección de Jesucristo. Días de procesiones, momentos muy espirituales, introspectivos de cada persona, de penitencias y promesas cumplidas o por cumplir. Por estos motivos, la fotografía de Vassilis Tangoulis es la más adecuada para esta época por el aire místico y sumamente atractivo que desprende. Asistimos a paisajes inhóspitos en los que surge una estructura de la nada con un paisaje que impacta por su fuerza, luminosidad, misterio...

En alguna ocasión, hemos tenido el placer de hablar sobre fotógrafos que presentan el mismo perfil que Vassilis Tangoulis, con una fotografía brutal, llamativa, impactante, que deja sin aliento y además, tiene algo que nos encanta y es que buena parte de la colección está basada en imágenes en blanco y negro.

 

Una de las fotografías de Vassilis Tangoulis

 

A buen seguro que el autor recurre al retoque fotográfico para alcanzar estos resultados tan finos, pulidos, mimados al detalle. Suele implementar en buena parte de sus ejemplos esas brumas, neblinas, que le aportan un caracter especial, incrementa ese aura de misterio, parece como si se hubiera detenido el tiempo a la espera de algún acontecimiento. Además, como decíamos, el empleo de tonalidades grises es un detalle que nos apasiona. La serie se titula "Minimal" y está caracterizada por la ausencia de elementos, básicamente los elementos protagonistas los contamos con uno o dos dedos lo que permite al observador embriagarse con la carga expresiva del trabajo, y por tanto del disfrute de la misma.

 

Una de las fotografías de Vassilis Tangoulis

 

Vassilis Tangoulis emplea la técnica fotográfica de larga exposición, la cual permite captar de manera elegante y sinuosa los movimientos que existen en un escenario y transformarlos en un elemento sumamente llamativo. En el ejemplo que nos compete sobre estas líneas, acudimos al interior de la botella para descubrir cómo el líquido de su interior está fantásticamente retratado, simulando la formación de una ola. Aparte de esta genial solución empleada por Vassilis Tangoulis, asistimos de nuevo a la cualidad que mejor define el trabajo del artista griego: misterio. Nos encontramos en un bosque en el que sólo descubrimos árboles y las hojas de los mismos caídas como consecuencia de una más que presumible estación otoñal. Aparte de ello, un gran charco en cuyo centro encontramos una botella, de generosa base y de cuello alto. "Nada es real nada es mentira, todo depende del color del cristal con que se mira", este es un refrán que encaja a la perfección con la composición de Vassilis Tangoulis. Tal vez la realidad sea normal pero en cambio si la miramos a través de la botella de la imagen cambie nuestra impresión ya que veremos todo distorsionado, lejos de lo que en realidad la define. 

Cuántas veces hemos discrepado cuando entendemos algo de distinta manera al resto a pesar de que hablemos del mismo asunto. Cada uno tiene su punto de vista. Unos estarán en lo cierto mientras que otros estarán confundidos bien por ignorancia o bien porque quien se lo ha explicado no lo ha hecho bien, le ha mostrado un cristal donde todo se ve distorsionado.

 

Una de las fotografías de Vassilis Tangoulis

 

La nada, el espacio y una casa destartalada. Los tres ingredientes que Vassilis Tangoulis emplea para la imagen que precede estas líneas. De nuevo, una ligera bruma se suma al plantel de protagonistas para aportar ese granito de magia que no nos cansamos de comentar. Un escenario en el que los tonos oscuros predominan y permiten destacar luminosidades, destellos que emiten las estrellas del firmamento y el interior de la casa proyectando haces de luz a través de sus puertas. Parece levitar, nos atreveríamos a decir que es posible que la casa esté rodeada de agua ya que es más que evidente el reflejo que ofrece la misma en la superficie del "medio" de color casi negro. Sensaciones como el silencio, soledad, tenebrismo, energía, son algunos de los elementos que percibimos al observar este trabajo.

 

Una de las fotografías de Vassilis Tangoulis

 

Si, tambien encontramos algunos trabajos realizados en color, los menos. En este caso es mucho más clara la técnica de larga exposición a tenor de cómo aparece retratado ese mar de nubes movilizándose que distintguimos en la parte superior de la fotografía. No obstante, no es casualidad encontrar ese cielo que representa un atardecer, en el que los momentos de impacto de los tonos dorados del sol son más bien excasos, si el autor espera pacientemente y dispara imágenes de manera repetida hasta encontrar la acertada. En general, la escena tiene ciertos matices de destrucción, dejadez, así el embarcadero se encuentra en una situación bastante lamentable, con una pasarela descuidada y una estructura en su parte final que refleja fielmente el deterioro y el paso del tiempo. Además, si le unimos a esto la sensación de soledad, desuso, la no presencia de seres vivos, un cielo poblado de nubes grises que no dejan asomarse al astro rey... todo bien agitado genera un resultado excepcional, cautivador. Nos encanta!!

Hasta aquí el excelente trabajo del fotógrafo Vassilis Tangoulis.

Todas las imágenes han sido tomadas del sitio web del fotógrafo Vassilis Tangoulis.

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com