cBlog

Ilustraciones de Mark Powell

Fecha: 10/Mayo/2018
Ilustraciones de Mark Powell

Nos encanta definir aquellos trabajos que cuentan con dos protagonistas: papel y tinta. Precisamente, éstos son lo materiales que el británico Mark Powell emplea para desarrollar sus increíbles ilustraciones. Huelga decir que es necesario sumar talento, creatividad y gusto, para alcanzar una calidad difícil de igualar empleando este tipo de soportes.

Todos, o casi todos, siempre garabateamos en un folio en blanco ideas, momentos, experiencias, palabras, que se asoman en nuestra mente en el momento que tenemos frente a nosotros un papel en blanco y un boli. Personalmente, reconozco que soy un apasionado de este tipo de trabajos y que, al menos en mi caso, los dibujos son un reflejo de lo que escondo en mi mente y que de manera casi fortuita sale al exterior a través de la tinta y el papel.

 

Una de las ilustraciones de Mark Powell

 

Un sobre usado, con tonos añejos característicos del uso y del paso del tiempo, con garabatos y palabras que muestran el uso original con el que fue empleado. Ahora mismo, es el soporte ideal para la ilustración de Mark Powell en la que de manera magistral estampa parte de un cuerpo humano descubriendo la anatomía del mismo, músculos, articulaciones, órganos, y todo ello con un simple lápiz y un poco de papel. Detallista hasta la saciedad, este diseñador es una clara muestra del trabajo metódico, pulcro, sin lugar a errores, un verdadero artista del lapicero a tenor del ejemplo de arriba en el que podemos hasta contar las venas que recorren el cuerpo expuesto.

A la historia que imaginamos va implícita en ese sobre, con dudas sobre a quién iba dirigido, qué significan las palabras, los números, añadimos el espectacular trabajo ilustrativo de Mark Powell.

 

Una de las ilustraciones de Mark Powell

 

Qué mejor manera para crear una ilustración de un animal que plasmarla en la portada de la edición impresa de National Geographic de 1950 nada más y nada menos. Aparte del encanto que tiene esta edición, a día de hoy vintage total, es cierto que el efecto y el atractivo del libro queda multiplicado por cien. Totalmente integrado en el soporte, a pesar de que no permite visualizar los textos, el trabajo es sobresaliente, al tratarse de una ilustración que refleja a las mil maravillas la fuerza del animal quien, al sentirse amenazado, muestra su fiereza con unos enormes colmillos y los ojos casi desorbitados con mirada fija. Y todas estas cualidades las advertimos a pesar de que las palabras impresas perjudican un poco la visión del dibujo. 

 

Una de las ilustraciones de Mark Powell

 

Un libro cuyo eslogan reza así: "the Magazine of Home Arts", o lo que es lo mismo, la revista de las manualidades. La portada muestra a una mujer cosiendo lo que parece la cazadora de un aviador a tenor del gorro de cuero y las gafas de aviador de época colocados junto a ella así como del resto de la composición donde en la parte superior aparece un avión sobrevolando la escena. Mark Powell clasifica este trabajo dentro de su serie "birds" y lo justifica plasmando una ilustración de un ave surcando la escena de arriba a abajo, con una imponente figura haciendo un giro de manera perfecta, extendiendo todo su potencial aerodinámico con las alas desplegadas en su totalidad. A pesar del tamaño un tanto anormal del ave con respecto a la figura humana, todo queda bien integrado y conviven de manera agradable en la escena, probablemente por el efecto de los colores del tapiz que a su vez son los colores del animal.

El autor tiene la virtud de integrar los elementos de forma magistral.

 

Una de las ilustraciones de Mark Powell

 

Poco que añadir a este impresionante trabajo en el que, una vez más, queda patente la habilidad de Mark Powell con el lapicero. Cuatro postales son el soporte ideal para el autor a la hora de crear un retrato en el que el realismo y la calidad del trabajo nos hace pensar que es una fotografía más que un dibujo hecho a mano alzada. Podemos tocar las rugosidades de la cara del personaje, sentir la fuerza de esas arrugas propias de la edad, del paso del tiempo, de las idas y venidas de la vida, del aire y el sol. Más aún, Mark Powell tiene la capacidad de poner la guinda con una mirada simplemente fascinante, unos ojos que adivinamos cansados, curtidos, con miles de batallas y de imágenes en su retina.

Un dibujo que muestra toda una vida.

Magnífico.

Hasta aquí el repaso a algunos ejemplos de estas maravillas de Mark Powell.

Todas las imágenes han sido tomadas de la web del autor.

 

Comentarios
    Todavía nadie ha escrito ningún comentario
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial
Subscripción

Suscríbete para recibir por mail las novedades del blog:

C/ Nieva de Cameros 4, bajo, 1. · 26008 - Logroño (La Rioja), España · Tfno. (+34) 941 224 298
calcco@calcco.com